domingo, 1 de mayo de 2016

034_I wanna be your man

El viaje tenía un doble motivo, hijo. Por un lado, huir de aquel país tan pequeño en un fin de semana de convocatoria electoral sin sentido (otra más). Y por otro, ser partícipe de un momento histórico: la celebración del 50 aniversario de la mejor banda de rock'n'roll de todos los tiempos.

La ciudad elegida, Londres, con dos únicos conciertos en el O2 Arena para los que se anunciaban invitados especiales. El periplo, de tres días -apenas un fin de semana largo- y en solitario. Y la estancia en un hotelito cercano a Waterloo Station como fonda. Equipaje mínimo y algunas libras cambiadas nada más aterrizar en el bolsillo.

Y la entrada, of course!, guardada a buen recaudo junto al pasaporte. Fui uno de los 20.000 afortunados en todo el mundo que pudo conseguir el preciado ticket -a un módico precio...- para el primer concierto de tan señalada efeméride. De algo ha de servir la experiencia de usuario en Internet, ¿no?


#507 The Rolling Stones 50th Anniversary
The O2 Arena, London (25N2012)

La prensa ya daba cuenta del evento días antes, con ese humor británico tan característico. En total, serían únicamente 5 noches de celebración, a saber: las dos mencionadas de Londres en noviembre, y ya en diciembre dos más en New York para cerrar finalmente la minigira en New Jersey (donde se les uniría el 'Boss'). Y los Stones se embolsaban 20 millones de libras, a 4 por bolo. Satisfaction!!! 


I can't get no (that kind of) satisfaction

Había tiempo más que suficiente para hacer turismo antes del concierto, weather was fair!. Bella y cosmopolita ciudad, a fe mía. Y cara. Y llena de españoles por cierto, olvídate de practicar allí el inglés, Miguel, al menos en los restaurantes.

De guiri por Londres, time is on my side...

Paseíto por el Támesis, almuerzo en uno de los restaurantes de la orilla derecha y finalmente metro hasta el recinto. El 02 Arena viene a ser como un Palau Sant Jordi, pero metido dentro de un centro comercial, y enclavado en uno de los meandros finales del río. A esa hora temprana, sólo abierto el merchandising (Jagger forever!). Caramba, no soy el único madrugador.



Y qué merchandisng, Miguel. Jamás -y mira que he visto unos cuantos- había visto tamaña exposición. My God!, pensé, olvídate de las libras que has sacado en el cajero del hotel, alma cándida. Esto va de VISA, sin duda. Intentaremos ser selectivos: camisetas (para los 3), llavero, una colección de púas del aniversario y una entrada oficial plastificada... Creo que ya lo tenemos todo.


Guapos y roqueros en RdF133

Merienda-cena temprana en uno de los restaurantes del recinto, con camarero español incluido, y visita a una exposición sobre la historia del rock, para hacer tiempo. A las 18:45 puertas abiertas, ¡hay que entrar ya! Para respirar el ambiente previo, claro. Busco la localidad, ajá, desde luego nunca los volveré a tener tan cerca, aunque por esta pasta...


Mi foto más whatsappeada de la historia
(desde entonces, alguno me odia)

Cervecita y a comunicar mi felicidad a los amigos votantes catalanes antes de apagar el móvil, justo al cierre de los colegios electorales, no se me vaya al carajo la inspiración rocanrollera con información dañina para el cerebro. Las gradas se van llenando poco a poco, sensación de euforia apenas contenida por el acontecimiento que vamos a presenciar. 

Y bella compañera de butaca, ciertamente. Me contó que se llamaba Meeghan, venía de Rotterdam, también sola, y era su primer concierto de siempre. Hija de mi vida... "Good taste, sugar!!". Su novio no se había quedado muy convencido, pero la chiquita parecía de ideas claras. Entrañable charla previa, que en verdad amenizó la espera. "One more beer?". Bromas sobre dónde habíamos ocultado ambos la entrada del concierto en los momentos previos ;) ¡Ojo, que esto empieza!!


Hurricane Jagger, en pleno homenaje beatle

¡Madre mía!!! ¡Qué salida!!!! ¡Homenaje a los Beatles!!!! Qué tipos... Celebrando su 50 aniversario, en el primero de los cinco conciertos, la primera canción, y optan por versionar el I wanna be your man de los de Liverpool!!!! Qué grandes sois, chicos, ya tenéis a todo el pabellón en el bolsillo. Esa canción, Miguel, fue el segundo single de los Stones -lanzado en noviembre de 1963- y un regalo personal de Lennon/McCartney cuando los glimmer twins todavía no componían sus propias canciones.



Lo que siguió, hijo, fue una apoteosis total del ROCK'N'ROLL, con un pabellón entregado. ¡Y mucho BLUES!!, porque de estrellas invitadas estuvieron Jeff Beck y Mick Taylor, qué lujo. El recuerdo más imborrable, los más de 7 minutos del Midnight Rambler, con Jagger liderando y dando entrada con la armónica al trio guitar: Richards&Wood&Taylor. Creo que fue entonces, sólo entonces, después de 8 o 10 bolos de los Stones a mis espaldas, cuando por vez primera me percaté en verdad de lo gran músico que es Mick Jagger, sin duda el mayor frontman de la historia del rock.


El amigo Tardà (RIP) estaba dentro de la lengua
Final del show a las 11PM o'clock, hora local. Estos organizadores no se andan con chiquitas, sino que se lo pregunten a Bruce Springsteen, creo que en su último concierto allí le cortaron la luz en los bises (!!). Salida a toda prisa del recinto, para que no nos cerrara el metro, todo cronometrado. Y de casualidad lo pillamos, Meeghan y yo nos subimos en el último...

Al día siguiente, raudo al kiosko a comprar TODA la prensa que llevara al menos una línea escrita sobre el evento, para desayunar unas tomateadas beans acompañadas de su beicon y su zumo de naranja, con buena lectura. Todos los diarios se hacían eco en portada del acontecimiento histórico.


Y esto fue todo, Miguelito... Amaneció, que no es poco ;) De nuevo un gran viaje iniciático, por el mejor de los motivos -la MÚSICA- y otra vez en buena compañía. ¿Qué más se puede pedir?. A la vuelta a Barcelona, recibí un correo de Meeghan dándome las gracias por la compañía (y las cervezas), en el que me adjuntaba esta simpática foto.


My pleasure, Meeghan

Hasta el próximo post, hijo, te dejo con el homenaje a los Beatles, ¡yo estuve allí! :)) Fuerte abrazo+ y recuerda: Mind the gap!





PS: había que ponerla; el 15 de diciembre de 2012, en New Jersey, sí que se produjo un encuentro interestelar, y no el que anunció la petarda aquella...


Springsteen y Jagger, vigilados por Richards
(New Jersey - Dec.15, 2012)

PS2: sin comentarios...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.