jueves, 18 de febrero de 2016

031_El Harlem de Comtessa de Sobradiel (Salas II)

¿Qué tal todo, Miguelito? Ayer noche, volviendo de una reunión en Sant Cugat, decidí sobre la marcha pasar a tomar una copa por la sala más entrañable de toda Barcelona, desde siempre mi favorita: el mítico Harlem Jazz Club del Barri Gòtic. Para celebrar... la Vida.


El Harlem, auténtica leyenda nocturna personal

Fundado el año 1987, en 2012 celebró su 25º aniversario, y si la memoria no me falla llevo asistiendo con regularidad desde 1990. Mi amiga Eva de Olba fue la primera persona que me llevó (vivía en la esquina de la calle Palau), y desde el primer momento se convirtió en mi reducto de paz secreto. De paz y de muchas charlas interesantes... 


Momentos en torno al Harlem, ayer noche

Desde sus orígenes, el Harlem ha sido sinónimo de buena música, y aunque nacido para el jazz -allí presencié mis primeras jams- con el tiempo se ha convertido en la sala más ecléctica de toda la ciudad. Todos los estilos tienen cabida, y día concreto. Desde el flamenco hasta el blues, del jazz a la world music. Desde la música brasileña hasta el ska. Sólo es cuestión de gustos, y de programarse la agenda. Sin llegar a la regularidad del Jamboree, en el garito del Gòtic hay conciertos prácticamente todos los días del año.


Cartel aniversario (1987-2012)

Es curioso hijo. Del Harlem no recuerdo actuaciones específicas, sino momentos vitales. Sensaciones. Registrados habrá 10 o 15 conciertos, pero tendría que tirar de chuleta, y no me apetece. Sin duda son muchas más las noches que me he dejado caer por allí -solo o acompañado- al libre albedrío. Siempre sabías que habría buena música al llegar


Concierto de 2012, el año del 25 aniversario

Son famosas sus jams de Blues los martes, organizadas por el mago de la slide guitar Hernán Chino Senra, o los más recientes saraos de la Barcelona Big Blues Band los viernes. O la tanda de incontables jueves que lleva deleitándonos (e invitándonos, si le pasas un w'app con antelación) el zurdo más rápido de toda Barcelona, Joan Vinyals, en cualquiera de sus formatos.


Chino & The Big Bet en su casa del Gòtic

Ubicado en una zona muy tranquila, alejada de las hordas guiris, el Harlem se precia de ser el único sitio de toda la ciudad en el que puede entrar Santiago Auserón con su chica, su gabardina y su gorra, sin ser agobiado. Sentarse en una mesa frente al escenario y charlar con amigos compartiendo un buen espirituoso. Doy fe. Instalado desde hace años en BCN, y con la colaboración reciente de Joan Vinyals en su enésima aventura musical, no hay jueves que el artista maño-madrileño no se vea obligado a subir al escenario para echarse un par de cantecitos. Un lujo privado.

Santiago Auserón y el mestre Joan Vinyals

La última noche que coincidí con Santiago aproveché para preguntarle que para cuándo una reedición de Peatones, aquel mítico y efímero grupo que se formó entre integrantes de Radio Futura y El Último de la Fila para una fiesta de Radio 3 en los 80's. ¿Te imaginas Miguel una gira en acústico con Juan Perro y Manolo García mano a mano?!! Ufff... En otro encuentro anterior con la leyenda, directamente le regalé un CD de Muddy Waters que llevaba casualmente en el bolsillo... 

Barcelona Big Blues Band

Quién sabe, quizás sea el responsable indirecto del penúltimo cambio de piel del artista más camaleónico que ha dado el pop español en su historia, y el amigo Santiago nos sorprenda con un disco de blues en breve ;). Nada más por hoy, Miguel, en un estado de elevación y agradecimiento importantes te dejo hasta el próximo post, en el que continuaremos la serie de Bruce, ahora que acaba de confirmar su actuación de mayo en el Camp Nou con la gira de The River. Sumérgete en el ambiente harlemiano con este vídeo. LOVE FOREVER...



PS: se me olvidaba, si te quieres acercar algún día por el Harlem te recomiendo la ruta que pasa por Sant Felip de Neri, "la" plaza de Barcelona, lugar encantado donde los haya, con mucha Historia y no menos historias...


Sant Felip de Neri, foto de 2012


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.