miércoles, 1 de julio de 2015

021_Los tiempos están cambiando (Festivales IV)

Hola de nuevo Miguelito, al son del Mr. Tambourine Man iniciamos el post de hoy viajando hasta 2012, para hacernos eco de una triple efeméride: mi primer FIB (a los 44 añitos!), mi concierto#500 y la celebración del 50 aniversario del lanzamiento del primer LP de Bob Dylan, sin duda el Dios de la música popular.


#500 Bob Dylan (FIB'12)

¿Por dónde empezar? Va, por Benicàssim. Bellísima población de la costa de Castellón, lugar de veraneo de mi infancia (y la tuya), y ciudad-sede del festival de música independiente por antonomasia, el FIB, una referencia a nivel mundial, y sin duda uno de los tres mejores festivales españoles de todos los tiempos, junto al efímero Doctor Music Festival y al barcelonés Primavera Sound.


La Santísima Trinidad de los festivales españoles

La verdad es que hacía tiempo que le tenía echado el ojo al FIB... pero chico, las cosas de la vida tienen su período de maduración, sobre todo si es vida tranquila. Y a mi me tocó ese 2012. El Primavera Sound había caído un lejano 2007 y el Doctor Music se me escapó... y eso que en la primera edición, la de 1996, estuvo David Bowie... (sniff... ¿qué no escribiré un post sobre los lost gigs?!)



Sólo por ver el ambiente de Benicàssim en periodo FIB ya vale la pena el viaje, de nuevo en solitario, del 12 al 15 de julio, aunque una vez allí se me uniría un invitado muy especial. El abono lo tenía comprado desde las navidades del año anterior, para los 4 días, aunque por aquel entonces todavía no se había anunciado la presencia de Dylan.


Cartel oficial del FIB'12

Un cartel muy completo, a decir de los entendidos, a pesar de que con los nuevos dueños el festival se ha ido escorando cada vez más hacia el pop británico, con muy poca presencia de artistas españoles (lo que ha catapultado al Arenal Sound de Burriana -que precisamente cubre esa laguna y pude presenciar en 2011- al podium de asistencia festivalera en España). Aunque después de tantos posts, hijo, ya sabes cómo va esto, en el fondo se trata de ver la vida pasar, el line-up es lo de menos...


Like a Rolling Stone... Anthem!! Sigamos. Me alojé en el mítico Hotel El Cid, en las Playetes de Oropessa, lugar de veraneo infantil como te he dicho y de entrañables recuerdos (el primer topless playero, sin ir más lejos, de una chica francesa alojada en el hotel con sus padres). Ubicado en una zona muy tranquila, es el sitio ideal para desconectar, y desde hace años con tu madre el lugar de inicio de las vacaciones, antes de ir a la Puebla.


#500 FIB'12: la vida son cuatro días, Miguel, aprovéchalos

Lo primero el check-in y saludar a Juan Carlos y familia, los amables propietarios de El Cid. La habitación, la de siempre: 224. Dejar los trastos y al bar de la piscina, a tomar el vermutito y planificar la estancia, mientras revisitamos a la sombra la mítica biografía de Dylan por Jesús Ordovás en Los Juglares. 


Buena lectura... en la legendaria piscina de El Cid

Libertad, hijo. Y saberla disfrutar en soledad, si se tercia. La vida interior, qué importante (tenerla a disposición, más aún que utilizarla). A eso de las 6PM me dirijo al recinto del festival para cambiar el abono por la mítica pulsera y respirar el ambiente previo. Las hordas de guiris enrojecidos son ya plenamente visibles en el centro del pueblo, y sobre todo a las puertas del Mercadona, aprovisionando el botellón nocturno, comme il faut.


Primer día de festival, tarde tranquila

El día grande, al menos para mí, es el viernes 13, para eso hemos venido, a ver al mismísimo Dios, por segunda vez en mi vida. La primera, hace nada menos que 20 años, fue en el Poble Espanyol de Barcelona. Me viene a la memoria ahora el post que le dediqué hace algunos meses a Leonard Cohen, donde me posicionaba a favor del canadiense en la lucha-de-poetas-en-la-cumbre con el bardo de Minnesota. Me reafirmo hoy, hay que ser coherentes, chaval.


#020 Bob Dylan (Poble Espanyol 24/07/95)

Pero antes del concierto toca playita y dar buena cuenta de una paella a orillas del Mediterráneo, regada con vino blanco fresquito, mientras acabamos de leer la biografía dylaniana, que incluye sus canciones más emblemáticas traducidas al español. Con suerte reconoceremos alguna esta noche, el cantautor norteamericano es famoso por sus deconstrucciones...


Paellita marinera regada por un excelente Barbadillo

Y vamos subiendo al recinto, cenaremos dentro. Tres (¿cuatro?) escenarios, y las actuaciones ya marchan, aunque no conozco a prácticamente ninguno de los que tocan. Es lo de menos, buena música y buen ambiente, sano, de camaradería verdadera, con cierta sensación de acontecimiento... No todas las ediciones del FIB pueden presumir de contar con un Dylan celebrando su 50 aniversario discográfico, aunque de hecho lleve ya muchos años girando sin parar por todo el mundo, en su Never Ending Tour (sin ir más lejos, de aquí 3 días aterriza otra vez en la Ciudad Colau).


Un Bob Dylan inusualmente risueño y comunicativo (FIB'12)

El de Minnesota dio un concierto corto pero muy muy bluesero, y recuerdo que estuvo extraordinariamente comunicativo para lo que es habitual en él, se le entendían bastante las letras y hasta sonrió en un par de ocasiones. Además, el recinto no estaba especialmente a petar, por lo que podías acercarte prácticamente hasta el escenario para apreciar los detalles.



Al día siguiente, sábado 14Stone Roses y Noel Gallagher de cabezas de cartel, aunque personalmente me quedo con los Buzzcocks, mi descubrimiento de aquel año. Recuerdo estar enviando desde el mismo recinto sendos whatsapp a Indie+ y a Ismaneras para pedir referencias de aquellos abuelitos destroyers... Y resulta que son puntal y referente ineludible del punk británico!! Bendita ignorancia. 


Collage FIB'12: Benicàssim de día... y de noche

En definitiva, hijo, un auténtico placer veraniego en un pueblo de entrañables recuerdos para mí. El mejor de los ambientes... y la mejor de las compañías, que no es otra que la de los amigos verdaderos. Espero que te haya gustado el viaje, hasta el próximo post, fuerte abrz+


Entre amigos anda el juego...

PS: en un reciente artículo de la revista Rolling Stone, el magazine se hace eco del último discurso dado por Bob Dylan en la entrega de no-sé-qué-premio-más, y no tiene desperdicio. Sobre todo en lo que a "autodesmitificación" se refiere.
"Don't be fooled. I just opened up a different door in a different kind of way. It's just different, saying the same thing. I didn't think it was anything out of the ordinary." (Bob Dylan, 2015)

PS2 (06/07/15): especial de Radio3 sobre el poeta Gordon McNeer y su libro de poemas Los hijos de Bob Dylan, gracias a Maria José Dunjó por el aviso! 




PS3 (13/10/16): ¡por fin!!!


On Thursday, Bob Dylan was awarded the Nobel prize for literature, sparking controversy among musicians, novelists and fans. That evening in Los Angeles, his songwriting peer and friend Leonard Cohen gave his thoughts on Dylan’s award. “To me,” he said, “[the award] is like pinning a medal on Mount Everest for being the highest mountain.” (The Guardian)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.