domingo, 1 de marzo de 2015

015_Una noche mágica con TDK y Rolling Stones (1)

Tardà & Richards
In memoriam Jordi Tardà (Mataró 1955-2015), periodista, promotor y crítico musical, con agradecimiento sincero por haber amenizado multitud de tardes sabatinas de estudio durante mi época universitaria con su programa Tarda Tardà, y también, cómo no, por su legendaria Fira del Disc del Col.leccionista, auténtico referente internacional y verdadera estación Terminus de gran parte de mis ahorros de la época. Paraula de Stone!.


Hola de nuevo Miguelito, aprovechando que este 2015 se cumplen 25 años de la efeméride, hoy viajaremos al verano de 1990 para revisitar a Sus Satánicas Majestades: The Rolling Stones! Y adelanto la salida del post en homenaje a Jordi Tardà, stoniano puro y fallecido hoy a los 60 años, con quien tuve el placer de coincidir -aunque fuera a distancia- en el mítico concierto del 50 aniversario del grupo en el O2 Arena de Londres, en 2012.

Pero antes que nada, deja que te extracte una entrevista que le hizo la revista MOJO en agosto de 2009 a Bob Dylan (the world greatest songwriter, vamos, Dios mismo). El osado periodista fue Bill Flanagan. Y digo osado porque entrevistar a Dylan nunca ha resultado fácil. Es famoso por sus boutades, el mismísimo Dalí estaría orgulloso. Pero, sobre todo, osado porque en un momento de la entrevista se atreve a decirle a Dylan que "está colgado".


Bob Dylan's Bill Flanagan Interview (MOJO, Aug.2009)

Más en concreto, "colgado (anclado) en los 80's". Al citar el propio Dylan a los Stones y autopreguntarse: "What do I think of them? They're pretty much finished, aren't they?", un sorprendido periodista le recuerda al bardo de Minnesota que "para estar acabados", su último megatour (se refiere al Bigger Bang Tour, Aug.2005-Aug.2007) no estuvo mal.

Y Dylan le contesta: "Oh, yeah, you mean Steel Wheels". Grande boutade, porque Steel Wheels fue el tour que hicieron los Stones por los USA en agosto... de 1989!!! (y cuya rama europea, realizada en 1990 y adaptada a la menor escala de los escenarios del viejo continente, recibió el nombre de Urban Jungle, precisamente la protagonista del post de hoy).

Pero no contento con esa respuesta, Dylan prosigue hablando sobre sus old cohorts con una sentencia marca de la casa: "I'm not saying they don't keep on going, but they need Bill. Without him they're a funk band. They'll be the real Rolling Stones when they get Bill back". Qué bueno.

Es en este punto cuando Bill Flanagan le suelta lo de "Bob, you're stuck in the 80's", repreguntándole (con agallas...): "Do you really think the Stones are finished?". Y he aquí la respuesta seria de Dylan, que merece figurar con letras de oro en los anales de la Historia del Rock'n'Roll:
"Of course not. They're far from finished. The Rolling Stones are truly the greatest rock'n'roll band in the world and always will be. The last too. Everything that came after them, metal, rap, punk, new wave, pop-rock, you name it... you can trace it all back to The Rolling Stones. They were the first and the last and no one's ever done it better". (Bob Dylan)

Bueno, bueno, como presentación del post no está mal, ¿verdad, hijo? He pensado que Dylan le daría más credibilidad a la intro sobre los Stones que yo mismo ;). Y en cierto modo, el compositor de Blowing in the wind es mi conexión entre Bruce Springsteen (protagonista del post anterior) y The Rolling Stones...


Springsteen y Jagger, de examen ante Dios
(Rock and Roll Hall of Fame -1988)

Así que es en 1990, con su gira Urban Jungle, cuando el destino cruza por fin al grupo británico en mi camino. Pero al igual que sucedió en el caso del 'Boss', la del 90 no era la primera visita stoniana a Barcelona. No. Con los Stones también llegué tarde... (¿va a ser verdad que me equivoqué de época?!).


Póster oficial de la gira de 1990

Su primera visita a España, en concierto único en Barcelona, tuvo lugar el 11 de junio de 1976 en la Plaza de Toros Monumental. Y los héroes organizativos del evento, auténticos pioneros del rock en nuestro país, fueron Gay Mercader -a este hombre habría que hacerle un monumento en BCN, crowdfunding por descontado, propongo el antiguo emplazamiento del de José Antonio, en Josep Tarradellas- y precisamente Jordi Tardà, protagonista póstumo de este post. Huelga decir que fue un bolo histórico, con los grises tirando botes de humo al interior del recinto y una intro al son de El gato montés... Por casa tengo la grabación pirata, ¡puedo demostrarlo!.


The Rolling Stones en España: 11 de junio de 1976

El grupo hizo su aparición en escena pasadas las 12 de la noche, para atacar inmediatamente el Honky Tonk Women. Un concierto muy bluesero, por lo que se ve en el set-list del CD pirata. Entraron You gotta move y Midnight rambler, aunque el punto álgido del show, a juzgar por los aplausos del público, fue Angie. Cierre de alto octanaje con It's only rock'n'roll, Brown sugar y Jumping Jack Flash.


Bootleg del concierto de BCN'76 (Revólver Records)

El crítico de La Vanguardia, Alberto Mallofré (todavía no se había catalanizado el nombre) realizó una curiosa reseña a los dos días del concierto. Nada menos que se atrevió a pronosticar que "este esquema de conjunto a base de dos guitarras, bajo, batería y cantante (por más 'sexy' y saltarín que sea) ha llegado ya a su punto de saturación y no parece que pueda dar más juego". ¡Visionario!.


La Vanguardia, 13 de junio de 1976

Pero todavía lo mejora a continuación: destaca muy por encima del resto de miembros a Billy Preston (!), "tecladista incrustado", y se atreve a decirle a Charlie Watts que demuestra "escasas nociones de swing". Para acabar con sentencia lapidaria: "probablemente el porvenir de Mick Jagger, en este punto de su carrera, reside en incorporar más 'Billy Prestons' a su grupo. Es decir, más 'bluesmen' genuinos". Bueno, en eso estamos de acuerdo, hasta Dylan lo suscribiría...


Finalmente hubo cambio de recinto (y de telonero).
Tardà tiene la entrada 00001 firmada por el grupo 

"El show terminó con un número de animación: Mick Jagger, torso desnudo ya, echó cubos de agua y de confetti. El confetti sobre el estoico Charlie Watts, el baterista, mientras que el agua cayó toda sobre el público, que recibió el repetido remojón con demostraciones de entusiasmo delirante."



Mallofré finaliza su reseña con una acertada -aunque poco exitosa, visto lo visto- disquisición semántica: "Y de esta forma, el show de los Stones ('rolling' es adjetivo; 'stones' es sustantivo, de manera que es más propio decir 'los stones' que 'los rolling') acabó felizmente, a los acordes de 'La Santa Espina' (...) El público aplaudió un poco más y se marchó, no maravillado pero satisfecho".


Habrían de pasar 6 años para que los Stones vinieran de nuevo a España. Fue en 1982 y con dos fechas previstas en un principio: una en BCN (Sarrià, el campo del Español) y otra en Madrid (Vicente Calderón). Problemas organizativos con el club catalán obligaron a trasladar el show a Madrid, con lo que la capital española acabaría haciendo doblete. Y parece ser que fueron shows legendarios, con éxtasis colectivo, rayos y truenos a dojo... Se recuerda la frase lapidaria de Richards: "Cuando me muera le pediré explicaciones a Dios por los rayos de Madrid".



Y ya estamos en 1990. Tercera visita de los Rolling Stones a nuestro país, los días 13 y 14 de junio en el Estadi Olímpic. Y esta vez sí me pillan despierto. Despierto y grabando continuamente recopilaciones de canciones (lentas la mayoría) en infinidad de cintas TDK, debía ser uno de los clientes VIP de la compañía. Así que -a pesar de tener ya en mi poder la entrada del día 13- me inscribo junto al padrino Nando en un sorteo que organiza la firma para conseguir una entrada de regalo para el bolo del día 14. ¡Y va y nos toca a los dos!!!


Doblete stoniano gracias a TDK

Creo que es la única vez que nos hemos llevado algo en un sorteo. Sin embargo, al habla con Nando días después, me comenta que no podrá asistir, así que me regala su entrada. Caramba, habrá que pensar a quién invito... Una buena amiga, desde luego. Pero eso lo veremos en la segunda parte de este post, Miguel, y te cuento qué tal fue el concierto... y quién fue la afortunada ;). Verano de 1990, el final de la inocencia se acercaba...

Te dejo con la confirmación de que Albert Mallofré no iba muy desencaminado -al menos no tanto como Dylan- cuando decía que los Stones son 'más Stones' si no se alejan mucho del Blues. Hold on to the Blues, Miguel!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.