domingo, 1 de marzo de 2015

014_El concierto de mi vida (1)

¡Por alusiones, Miguelito!. Si en el pasado post te había dejado con The Brew, "el futuro del rock'n'roll", es de justicia que pongamos las cosas en perspectiva y volvamos a las fuentes primigenias (no, hasta Elvis no, un discípulo suyo). 

La frase de marras no es mía, es original de Jon Landau, crítico, manager y productor norteamericano. Exactamente fue "I saw rock and roll future and its name is Bruce Springsteen", y la pronunció poco después de ver por primera vez al de New Jersey en directo, un 9 de mayo de 1974 en Cambridge, Mass., en un concierto en el que Bruce tocó por primera vez en directo Born to run, acompañada de Jungleland. Pero escuchemos el relato de ese encuentro premonitorio en palabras de ultimateclassicrock.com:
We’ve all been to rock concerts that have changed our lives. However, it’s rare that a show affects the life of an attendee, which, in turn, changes the fortunes of the performer. That’s what happened on May 9, 1974, when Jon Landau went to see Bruce Springsteen at the Harvard Square Theater in Cambridge, Mass. 
Two weeks later, writing in the May 22 edition of Boston’s the Real Paper, he described all the anxiety he had been experiencing and how it had all gone away by the time Springsteen left the stage.
Un Springsteen "dylaniano" en 1974

"I saw my rock‘n’roll past flash before my eyes. And I saw something else: I saw rock and roll future and its name is Bruce Springsteen. And on a night when I needed to feel young, he made me feel like I was hearing music for the very first time." (Jon Landau)


Landau has often been misquoted as calling Springsteen “rock n’ roll’s future” or “the future of rock n’ roll” instead of what he actually said: “rock and roll future.” It may not seem like much, but there is a difference. Rather than unequivocally declare that Springsteen was going to be the Next Big Thing, he meant that Springsteen had absorbed all of the great rock, folk and soul of the previous 20 years and turned it into something fresh for a new generation. Later, he goes into greater detail about what made Springsteen unique among his peers.
"Springsteen does it all. He is a rock ‘n’ roll punk, a Latin street poet, a ballet dancer, an actor, a joker, bar band leader, hot-s— rhythm guitar player, extraordinary singer, and a truly great rock ‘n’ roll composer. He leads a band like he has been doing it forever. I racked my brains but simply can’t think of a white artist who does so many things so superbly."

La legendaria frase me sirve para desvelarte, por fin, el que sin duda ha sido el mejor concierto de mis más de 30 años en la carretera: Bruce Springsteen & The E Street Band en el Camp Nou, la noche del 3 de agosto de 1988. Palabras mayores, ¿verdad?!. Desde luego, no cabe en un solo post todo lo que tengo que contarte, así que iniciamos con éste de hoy una serie de no-sé-todavía-cuántos-capítulos que irán saliendo con el tiempo, al libre albedrío...

Aunque ciertamente hay que decir que el Bruce de 1988 ya no era el futuro del rock'n'roll, más bien podríamos afirmar que empezaba a ser el pasado... ay los 80's... todo cambiaría a partir de 1992, pero ésa es otra historia. Hoy quiero contarte la 'prehistoria' de ese concierto mítico en mi vida. ¡Volvamos a los 70's!

Poco después de que Landau pronunciara su sentencia de éxito, en octubre de 1975 culminaba una de las mejores campañas de la historia del marketing musical: el mismo día, del mismo mes y del mismo año, las dos revistas semanales líderes de información general en los USA -Time y Newsweek- sacaron en portada a Bruce Springsteen. La repercusión fue brutal. El éxito habría que apuntárselo imagino a Mike Appel, manager original de Bruce.


27 de octubre de 1975: doblete histórico

Los dos semanarios se hacían eco, en sus páginas interiores, del lanzamiento mundial, apenas dos meses antes, de un disco que cambiaría la historia de la música rock: 'Born to Run' (en el top20 de los mejores discos de siempre para la revista Rolling Stone). Volvamos a ultimateclassicrock.com:
Released in August 1975, ‘Born to Run’ became the artistic and commercial breakthrough Springsteen had deserved. But it came with a price. The contract he had signed with Appel was heavily weighted in his manager’s favor. Springsteen sued to dissolve the partnership, and Appel responded with a countersuit and an injunction preventing him from recording with anybody but him. In May 1977, the two parties had reached a settlement, and Landau became Springsteen’s new manager and producer.


Tras 'Born to run', Bruce Springsteen publicará 'Darkness on the edge of town' (1978), un LP mucho más oscuro, viajando por vez primera a España en 1981 para presentar -en concierto único en la Ciudad Condal- su flamante doble LP 'The river', publicado el año anterior. Entre 'Born to run' y 'Darkness...', como hemos visto, el Boss tuvo un par de años de pleitos por los derechos de grabación con su antiguo manager, que le impedirían grabar pero en absoluto girar con su banda. 


Poster oficial del concierto
(de mi dealer del Port Vell)

Es precisamente de aquella época de donde arranca la leyenda de los directos de 5 horas de Bruce. Para buena muestra, hijo, escucha el 'Live in the promised land', triple-CD grabado las navidades de 1978 en el Winterland de San Francisco, y considerado por muchos de sus seguidores -yo entre ellos- su mejor directo. 

Recuerdo que lo compré en una Fira del Disc en el antiguo mercado del Born por 7.000 pts, todas las que llevaba encima. Estuve 5 minutos máximo en el interior del recinto, si no recuerdo mal, el tiempo justo para localizar la caseta de los de Nebraska Records, preguntar por el CD, pagarlo y salir corriendo de aquel sitio maligno sin mirar ningún otro stand.


Live at the Winterland, San Francisco CA
December 15th, 1978

Por tanto, el Bruce que desembarca en Barcelona aquella desapacible noche de la primavera de 1981 sí era todavía, cuanto menos, "el presente del rock'n'roll". Desgraciadamente, con 12 años, me pillaba un pelín joven ese concierto (todavía me faltaban 3 años para asistir a mi primer bolo de Elton), pero la gente que allí estuvo, en un Palacio de los Deportes "casi" lleno, habla maravillas del show, empezando por Loquillo, quien le dedicó una canción de inequívoco título: 21 de abril 1981.

La Vanguardia recogería dos días después la crónica del concierto, en un artículo firmado por Albert Mallofré de título 'Debut triunfal de Bruce Springsteen':


"Le faltó poco para llenarse del todo el Palacio Municipal de los Deportes en ocasión del primer concierto de Bruce Springsteen en España, y en verdad que valía la pena ya que su actuación en el escenario confirmó plenamente que se trata del mejor espectáculo rockero que se puede presenciar hoy en día, en profundidad, densidad, creatividad, musicalidad, personalidad y en potencial dinámico-energético (sic).
Bruce Springsteen, BCN 1981
(foto de Francesc Fàbregas)
Sin trucos ni ostentaciones, ni martingala teatralera, produciéndose siempre con espontaneidad y apoyándose únicamente en conceptos musicales y artísticos (...) Bruce Springsteen se entregó en cuerpo y alma (...) en todo momento feliz y comunicativo (...) magnetizando literalmente al público deslumbrado. 
El espectáculo, además largo y denso, fue llevado a un ritmo endiablado y con una constante variedad temática. Desde la impresionante interpretación de 'Factory', hasta el trepidante 'Devil with the blue dress', Springsteen montó un show increíblemente atractivo y ejecutado con radiante precisión.
Bruce en el concierto de Barcelona
(foto El Periódico)
Fue, en suma, un debut triunfal el de Bruce Springsteen en España, afirmativo, categórico y concluyente de que en sus manos se encuentra hoy día lo más vital del rock progresivo (sic2)." 

El set-list del concierto es legendario también: 
  1. Factory 
  2. Prove It All Night 
  3. Out in the Street 
  4. The Ties That Bind 
  5. Darkness on the Edge of Town 
  6. Independence Day 
  7. Who'll Stop the Rain? 
  8. Two Hearts 
  9. The Promised Land 
  10. This Land Is Your Land 
  11. The River 
  12. Badlands 
  13. Thunder Road 
  14. Cadillac Ranch 
  15. Sherry Darling 
  16. Hungry Heart 
  17. Because the Night 
  18. You Can Look -But You Better Not Touch
  19. Point Blank 
  20. Racing in the Street 
  21. Backstreets 
  22. Ramrod 
  23. Rosalita - Come Out Tonight
  24. Born to Run 
  25. Detroit Medley 
  26. Rockin' All Over the World

Y gracias a los buenos oficios del director de cine y guionista Manuel Huerga, presente con una cámara de video en el concierto, podemos visionar 10 de esos cortes (los señalados en negrita, algunos de ellos muy parcialmente) en esta dirección de youtube. Un auténtico documento histórico.


Ésta no la tengo. Sniff...

Éste, Miguel, es el Bruce Springsteen que debuta en España, y que yo me perdí. Tardará 7 años en volver, enamoradísimo (de otra) y ya totalmente consagrado, para la gira del 'Tunnel of love' Express Tour (1988), mi bautizo springsteeniano. Entre medio, editó un auténtico y áspero 'Nebraska' (1982), el boom mundial de 'Born in the USA' (1984, casi 30 millones de copias vendidas, con gira posterior que no pasó por aquí) y la famosa caja de 5LP en directo (Live 1975-85, imperdible). 


Histórico número del fanzine The Stone Pony, con dedicatoria en la
contraportada: "Thanks for being so considered & kind to me and
Joyce in our stay in Barcelona. I will not forget. All my love"

Ciertamente no lo olvidó. Pero eso lo veremos en el siguiente post de esta serie, que abrirá con un curioso combate de 'boxeo organizativo' con sede en el Camp Nou: ¡Bruce Springsteen vs. Michael Jackson!. De momento, te dejo con el que para mí es el mejor tema del 'Boss' de todos los tiempos, en una versión de 1975. Fuerte abrz+




PS: en la 'biografía definitiva autorizada' de Bruce Springsteen que Dave Marsh publicó en 2007 -'Bruce Springsteen on Tour: 1968-2005'-, hay una mención específica al concierto de Barcelona en 1981 que no me resisto a reproducirte casi íntegramente:
"El punto culminante de ese proceso (un Bruce exteriorizando en voz alta en Europa algunas de las reflexiones más íntimas que jamás había articulado públicamente en los USA) tuvo lugar en Barcelona, el 21 de abril de 1981. España era un país democrático desde 1975, año en que falleció su dictador fascista, Francisco Franco.
No obstante, ninguna estrella de rock americana había actuado nunca en Barcelona. Y era el único concierto que Bruce ofrecía en el país (...) La belleza de Barcelona me había cautivado: su maravillosa luz y su aire mediterráneo, su arquitectura llena de color, coronada por el surrealista Parc Güell y por la Sagrada Familia de Gaudí, y su intenso espíritu democrático.


La fuerte opresión a que había estado sometida la ciudad hacía que ese espíritu creativo se percibiera aún de forma más intensa. A Bruce le habían advertido que no esperara demasiado entusiasmo por parte del público en un principio y, de hecho, los fans permanecieron en silencio durante 'Factory'.
Sin embargo, cuando la banda tocó las primeras notas de 'Prove It All Night', la multitud se puso en pie de repente, y empezó a saltar, a cantar, a gritar, a agitarse convulsivamente. Fue como un delirio colectivo, como si les fuera la vida en cada una de las notas de esas canciones.
Ya hacia el final del concierto, cuando Bruce interpretó 'Badlands', las gradas eran un auténtico hervidero de emociones, algo mucho más allá de la mera diversión que proporciona el rock'n'roll (...) En el ambiente se palpaba un poderoso sentimiento de libertad explotando en el aire, sobre esa locura podía sentirse el hondo anhelo de los barceloneses por un derecho que los norteamericanos dábamos por supuesto...
La casa discográfica organizó una fiesta después del concierto, así que regresamos muy tarde al hotel donde se alojaba la banda. A pesar de ello, una pequeña multitud de fans esperaba fuera -algo que, en aquella época, apenas les había ocurrido nunca a los E Streeters (...) Oímos un clamor procedente de la calle. Eran los fans. Pasado el amanecer, nos dieron una serenata con 'Hungry Heart'...
Jamás he vuelto a ver a un grupo de fans que lo 'demostrara toda la noche' como aquella multitud en 1981. Ni en Barcelona, ni en ningún otro sitio. Fue el mejor concierto al que he asistido en mi vida."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.